twitterpinterestlinkedin

En Calala hemos entregado 6 becas para la participación en el 14º Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, pues consideramos que no existe mejor vía para garantizar el ejercicio de los derechos de las mujeres que la generación de espacios de reconocimiento y apropiación de nuestros Derechos Humanos.

América Latina es una región de nuestro planeta sumamente diversa. De norte a sur contamos con pueblos originarios, con mestizos, con afro descendientes, con blancos: comunidades, pueblos, rancherías, villas, ciudades y megaciudades. Desde las formas de vida tradicionales hasta las grandes metrópolis y capitales que siempre se esfuerzan en mostrar su cara más moderna. América Latina es un mosaico de tradiciones y culturas que se  fueron modelando a partir de distintos procesos de colonización, resistencia y decolonización. Procesos económicos que quedaron grabados en los cuerpos de las mujeres.

En cada país los rostros de las mujeres son distintos y la opresión que pasa por nuestros cuerpos se va complejizando. Hoy hablar del sistema patriarcal en Latinoamérica es imposible sin hablar de raza y clase, de explotación. El feminismo latinoamericano es el feminismo interseccional. Voltear a vernos entre nosotras no nos deja otra opción que construir desde la diferencia.

Paradójicamente, la situación en América Latina también nos obliga a reconocer la gran cantidad de asuntos en común que, aún desde la diferencia, nos llevan a buscar aliadas en la diversidad. Somos la región del mundo más desigual, compartimos un proyecto de desarrollo económico impuesto e inhumano y pagamos el precio: nuestros territorios son explotados y nuestros Estados de Derecho son débiles. Pero sobre todo, compartimos una cultura misógina y conservadora que se transforma en crudas y fuertes expresiones de la violencia hacia las mujeres en la región. Iniciativas como la campaña #niunamenos y la Huelga Internacional de mujeres del 8 de Marzo, tuvieron su caldo de cultivo en este contexto. Desde hace algunos años, vemos en la región latinoamericana un resurgimiento de colectivas y espacios feministas. Especialmente jóvenes que han tomado los nuevos medios de comunicación para articular acciones políticas trasnacionales.

“Diversas pero no dispersas” es el slogan del 14º Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe que será celebrado el 23 al 25 de Noviembre. El primero, hace ya más de 35 años, fue en Bogotá (1981), este año -después de once años que no se realiza el encuentro en el Cono Sur- se realizará en Uruguay. Esto permitirá a muchas mujeres de la región participar ya que los traslados a América central, Caribe y Norte América suelen ser costosos e impiden la participación de numerosas mujeres y organizaciones en estos encuentros.

Esta es la primera vez que financiamos la participación en el encuentro feminista latinoamericano de las organizaciones que apoyamos en Centroamérica, y esperamos que podamos continuar la experiencia. Con el apoyo de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo hemos podido cubrir inscripciones y dos viajes por grupo para la Red de Mujeres Jóvenes Feministas de Honduras, Mujeres Ixchel de Guatemala y la Red Coincidir de El Salvador.

“Diversas pero no dispersas” refleja la situación dual de las feministas en América Latina. La necesidad de ver hacia adentro del movimiento: revisar nuestras identidades diversas e identificar las violencias que vivimos, también de reconocer la violencia que ejercemos a otras y los privilegios que nos diferencian como colectivas. Pero sin dejar de ver hacia afuera del movimiento: no podemos dispersarnos porque estamos resistiendo en un contexto tan misógino y violento en el cual no es posible prescindir de las otras. En América Latina y el Caribe nos siguen matando por ser mujeres.

Acá les dejamos los ejes temáticos del encuentro. ¡Échales un ojo!

  1. Cuerpos subjetividades y derechos.
  2. Racismo y Discriminación.
  3. Desafíos y Perspectivas de la economía feminista.
  4. Democracia, Estado Laico y Fundamentalismo.
  5. Los nombres de los feminismos.
  6. Guerras y resistencia colectiva. Expulsiones, tierra y territorio.
  7. El derecho a la ciudad: violencias urbanas y resistencias feministas.
  8. Violencias de género. Ni una menos.
  9. Autocuidado, protección y buen vivir feminista. Hablemos de amor.
  10. Diversidad, autonomía y poder: dilemas y desafíos.