twitterpinterestlinkedin

JoinAction_28S_2014Tras dos años de movilización sostenida, el movimiento feminista celebra la victoria que implica la retirada del anteproyecto de contrarreforma de la ley del aborto impulsada por el ex-Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que dimitió el pasado 23 de septiembre por no haber podido llevar adelante este proyecto. Sin embargo, alerta de que la amenaza de retroceso en materia de derechos sexuales y reproductivos no ha desaparecido, y convoca a manifestarse en una treintena de ciudades el  próximo 28 de septiembre,  Día internacional por la Despenalización del aborto. Calala Fondo de Mujeres ha apoyado la organización de las movilizaciones de la Campanya pel Dret a l’Avortament Lliure i Gratuït en Catalunya con una donación de 900 euros, realizada en colaboración con el Fondo de Mujeres del Mediterráneo.

sept28-woman-poster-spanishDiversas voces feministas coinciden en que la retirada del anteproyecto de ley de protección del no nacido y derechos de la mujer embarazada (popularmente conocido como contrarreforma del aborto, que buscaba derogar la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo de 2010, actualmente vigente) es una victoria fruto de la movilización, la articulación y la incidencia feministas, aunque no atenúa la ofensiva contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y de toda la población:  el propio Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,  anunció el pasado 23 de septiembre que el Ejecutivo reformará la actual normativa para reimponer el consentimiento de madres, padres y tutores legales para que las menores de 16 y 17 años puedan interrumpir su embarazo y apostará por un Plan de Protección de la Familia que verá la luz antes de finales de 2014.

Además, según otras fuentes, el Gobierno español pretende reactivar el recurso de inconstitucionalidad que interpuso en el Tribunal Constitucional contra la Ley de aborto de 2010, con ayuda del actual presidente del más alto tribunal de la judicatura española y antiguo miembro del PP, Francisco Pérez de los Cobos, de forma que el Constitucional dictamine que deben modificarse algunos aspectos de la ley vigente por considerarlos inconstitucionales, como por ejemplo el hecho de que las menores de 16 años puedan abortar sin necesidad de permiso de madres, padres o tutores legales.  De esta forma, el Gobierno salvaguardaría sus intereses electorales y a la vez contentaría a  los grupos antielección, que el 21 de septiembre se movilizaron para exigirle que apruebe una ley más restrictiva en cumplimiento del programa electoral que llevó al PP al Gobierno en 2011.

A mediados de septiembre, varios medios filtraron que el Ejecutivo aparcaría la contrarreforma del aborto por falta de consenso interno y por ser una ley tan impopular que perjudica los intereses del propio Partido Popular, actualmente en el Gobierno. Gallardón había presentado el anteproyecto de ley ante el Consejo de Ministros el 20 de diciembre de 2013 y  pretendía aprobarlo antes de que acabara el verano para poder derogar la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo de 2010, actualmente vigente.  Gallardón hizo pública su dimisión sólo cuatro horas después de que Mariano Rajoy anunciara la retirada de la contrarreforma del aborto.

El movimiento feminista sigue en pie de calle para defender el derecho de las mujeres a decidir y recuerda sus reivindicaciones desde los años 70: despenalización total del aborto voluntario, para que sea una prestación normalizada y gratuita en la red sanitaria pública; métodos anticonceptivos gratuitos, seguros y eficaces al alcance de toda la población;  educación afectiva y sexual en todos los niveles escolares y salud sexual placentera para una vida plena.

Os animamos a asistir a las convocatorias y difundirlas.

¡Nuestro cuerpo, nuestra decisión!