twitterpinterestlinkedin

El pasado 21 de marzo, Día Internacional contra el Racismo, la Red de Migración, Género y Desarrollo, con el apoyo de Calala – Fondo de Mujeres, Open Society Foundation y la Diputació de Barcelona, organizó el Acto Público: “Mujeres contra el Racismo” en el Centro de Cultura de Dones Francesca Bonnemaison. El acto estuvo dividido en cuatro bloques: la bienvenida, la denuncia, la reivindicación y la propuesta.

En todos ellos participaron mujeres de diferentes procedencias con una larga trayectoria de participación y lucha por los derechos humanos de las mujeres, sobre todo las que viven en contextos de migración.

Dieron la bienvenida Fatou Secka, presidenta de la asociación Equis-MGF-Equipo de Sensibilización de la Mutilación Genital Femenina; y Sara Cuentas, coordinadora de la Asociación Diáspora Solidaria, miembro de la Red de Migración, Género y Desarrollo.

Secka y Cuentas presentaron el acto público como un espacio para el análisis y la propuesta desde el feminismo postcolonial y destacaron que las migrantes que vienen vienen a Europa se asumen sujetas de derecho, con capacidad y propuesta, que pueden y desean aportar al cambio social.

En el bloque de la denuncia, se compartieron, a través del audiovisual, los testimonios de mujeres que explicaban las experiencias vividas en sus procesos migratorios y las situaciones de discriminación que viven una vez asentadas en las comunidades de destino. Uno de los vídeos que se pudo ver fue un capítulo de la web serie Pa’ que sean serios que, desde el humor, denuncia las pequeñas situaciones cotidianas en que se entrevén las actitudes racistas que todos y todas llevamos dentro. Evidenciaron y denunciaron que aun se las continua viendo como ciudadanas de segunda categoría y “migrantes eternas”. El otro fue el quiz “Hablar sin pensar. Xenofobia y racismo has de descartar”, realizado por Fabiola Llanos, periodista co-fundadora de La Independent Agencia de Noticias con visión de género, con la participación de personas de diversas procedencias.

El bloque de la Reivindicación  fue moderado por Remei Sipi, de la Asociación de Mujeres Guineanas E’Waiso Ipola, integrante de la Xarxa de Dones Migrades de Catalunya, que se congratuló de la alta participación al acto, y comentó irónica: “Qué bueno tener a tantas mujeres migrantes en este acto, y eso que no es sábado ni domingo” en referencia a los tópicos sobre el uso del tiempo de las mujeres migradas. Helga Flamtermesky, epistemóloga y especialista en estudios de la migración, inauguró el bloque explicando cómo estos estudios se hacen sobre las mujeres migrantes, o alrededor de ellas, pero nunca con su participación activa y desde ellas mismas. Dejó una frase para la reflexión: “Las mujeres migrantes estamos pariendo Catalunya”. A continuación habló Arlene Cruz, de la asociación Integració de Joves Llatinoamericans, sobre la indefensión jurídica y el racismo institucional, que se vive diariamente en los discursos xenófobos de algunos representantes políticos y en la actuación de algunos funcionarios públicos. Participó también Bombo Ndir, de la Asociación de Mujeres Migrantes Subsaharianas, quien hizo énfasis en la situación específica que viven las mujeres africanas en relación al racismo y la xenofobia, como el condicionante del color de la piel atraviesa sus cuerpos y sus vidas y determina la manera cómo las personas autóctonas se relacionan con las personas de su comunidad. María Eugenia Blandón, del Grupo de Mujeres Inmigrantes de San Cugat, habló sobre el racismo sutil en la vida cotidiana en espacios diversos como el tren, los medios de comunicación… Úrsula Santa Cruz, de la Asociación Q’atary Perú, habló de los componentes racistas y clasistas en la violencia que sufren las mujeres migradas por parte de sus parejas autóctonas, los cuales son prácticamente invisibilizados en los discursos e intervenciones, pues la violencia que padecen estas mujeres está enfocada desde el etnocentrismo culturalista. La reivindicación se cerró con la participación de Huma Jamshed, presidenta de la Associació Cultural, Educativa, Social i Operativa de Dones Pakistanesas (ACESOP), que habló de cómo a pesar de su liderazgo reconocido dentro de la comunidad paquistaní catalana, las organizaciones masculinas de su comunidad consiguen vetar su participación en los foros políticos, y cómo los partidos políticos catalanes, tanto los del gobierno como los de la oposición, aceptan ese veto, como una forma de racismo y discriminación que fortalece la invisibilización de las mujeres pakistanesas.

El bloque de la propuesta fue coordinado por Graciela Magán, Leticia Cruz y Silvia Fernández, integrantes de la Red de Migración, Género y Desarrollo, que guiaron un trabajo en varios grupos en los que se recopilaron las propuestas del público asistente para elaborar una agenda de trabajo contra el racismo. El acto público se cerró con un reconocimiento especial a la Xarxa de Dones Migrades de Catalunya por su trabajo incansable para erradicar la discriminación y el racismo en Catalunya, y un recuerdo especial a Mariel Araya, una de sus integrantes, que tanto trabajó por dar protagonismo a las mujeres migrantes dentro de la sociedad catalana, y que tristemente nos dejó el año pasado.

Próximamente la Red de Migración, Género y Desarrollo comparecerá en el Parlament de Catalunya ante las Comisiones de Igualdad de las personas y de Bienestar, Familia e Inmigración.