twitterpinterestlinkedin

En 2016 hemos apoyado a un total de 28 grupos y redes de mujeres y feministas del Estado Español y Centroamérica a través de la entrega de donaciones por un valor total de 134.059 euros y una donación media de 4.788 euros. Este supone el mayor monto entregado en un solo año desde que entregamos nuestra primera donación en 2010.

Nuestro apoyo como fondo de mujeres responde a una demanda real por parte del movimiento de mujeres y feminista. Cada día nos llegan más solicitudes de apoyo de colectivos de mujeres que trabajan en América Latina en la defensa de los derechos sexuales y los derechos reproductivos. En el caso del Estado español, a modo de ejemplo, en la convocatoria financiada por Open Society Foundations recibimos 71 propuestas de todo el país que solicitaban un total de 437.394 euros, superando con creces los fondos disponibles, 40.000 euros.

Casa Iberoamericana

¿Dónde van los fondos que entregamos?

El 59% de los fondos entregados ha sido para grupos del Estado español y el 41% para grupos de Centroamérica. En el caso del Estado español estos fondos han sido mayoritariamente para apoyar el trabajo del movimiento de mujeres y feminista en Barcelona y Madrid y la donación media ha sido de 3.944 euros. En el caso de Latinoamérica, el grueso del monto se ha destinado a Honduras y Nicaragua, con una donación media de 6.898 euros.

Sólo el 13% de los fondos destinados a donaciones proviene de fondos propios. Tienen un peso importante los donantes institucionales privados (Open Society Foundations, Obra Social La Caixa y el Fondo de Mujeres del Mediterráneo), de donde proviene un 49% de los fondos. De los donantes públicos (Agencia Catalana de Cooperación y Ayuntamiento de Barcelona), proviene el 38% de los fondos entregados.

La mayoría de los grupos apoyados, el 62%, tiene una antigüedad menor a 10 años. Para el 38% de los grupos, Calala ha sido el primer donante. El 43% de los grupos no cuenta con personería jurídica. El hecho de no tener personería, en palabra de uno de los grupos “por un lado da una cierta libertad, de no estar sometida o encorsetada a ciertas exigencias y por otro es una limitación a veces para tener acceso a recursos“.

Respecto a quién conforma o lidera los grupos apoyados hay una diversidad de personas, predominando: activistas/defensoras de derechos humanos (100% de los grupos); personas del colectivo LGBTQI (54%); personas migrantes (50%); adolescentes y jóvenes (32%) y, en menor porcentaje (21%), personas que han vivido violencia machista y mujeres que viven en la pobreza.

Grafico 1

¿Qué hacen los grupos y redes con las donaciones recibidas?

De forma directa se ha alcanzado a 29.214 personas en América Latina y en el Estado español. De media, cada uno de los 28 grupos llega a alrededor de 1.000 personas. En el caso de Centroamérica la mayoría de estas personas ha participado en movilizaciones, actividades de sensibilización y talleres de formación. En el caso del Estado español, la mayoría ha participado en encuentros y congresos, ha recibido atención directa (primera acogida, asesoría y atención jurídica y/o asesoramiento laboral) o participado en actividades de sensibilización. Adicionalmente, a través de las acciones y campañas en redes sociales, las páginas web y boletines electrónicos de los distintos grupos y de los impactos en medios de comunicación, hemos calculado que al menos 129.333 han sido alcanzadas.

Todos los grupos y redes apoyadas trabajan en temas de género y de derechos humanos que se consideran controvertidos, difíciles de financiar o marginales. El 93% de los grupos está focalizado en la defensa de los derechos de las mujeres. Buena parte de ellos, el 75%, trabaja en la defensa de los derechos sexuales y los derechos reproductivos. Aproximadamente la mitad intenta lograr cambios en las normas sociales para desafiar la desigualdad y discriminación de género y en el fortalecimiento del movimiento de mujeres. Más de un tercio es activo también en la defensa de los derechos del colectivo LGBTQI.

Contamos con información detallada sobre 23 de los grupos respecto a si han aumentado la aceptación en su sociedad de algún tema controvertido, tabú o feminista en el período, lo que ha ocurrido en el 96% de los casos.

         “Nos movemos en comunidades donde la religión católica está muy impregnada, y en este contexto hay dos cuestiones controvertidas que se han ido incorporando: romper el tabú y desmontar los mitos que giran en torno a la sexualidad y la cuestión del aborto“.

Todos los grupos de los que contamos información (22) al respecto se han articulado con otros movimientos sociales y/o con actores estatales. Respecto a movimientos sociales, por ejemplo el Foro de Mujeres por la Vida ha trabajado con espacios articulados de organizaciones defensoras de derechos humanos como la Coalición contra la Impunidad, en la que se articulan 50 organizaciones en torno a la problemática de la corrupción, o la Plataforma CEDAW. Respecto a actores estatales, a modo de ejemplo, la Coordinadora Feminista se ha reunido con representantes de instituciones y partidos políticos para hacerles llegar los resultados de su informe sobre derechos sexuales y derechos reproductivos en el Estado español.

Finalmente, también el 100% de los grupos de los que contamos con información ha contribuido al fortalecimiento del movimiento de mujeres y feministas o instancias del movimiento de mujeres. Esto va desde pequeño gestos, como la compra por parte de la Asamblea Feminista de Madrid de un equipo de sonido a disposición del movimiento feminista de Madrid para utilizarlo en conciertos, fiestas, acciones de calle, manifestaciones u otros eventos. Hasta mayores esfuerzos como en el caso del FCAM, que ha facilitado el espacio de articulación regional La Sombrilla, que agrupa a más de 50 entidades de Centroamérica que trabajan en la defensa de los derechos sexuales y los derechos reproductivos con especial énfasis en el derecho al aborto.

En el trabajo de incidencia política, destacamos al Grupo Turín y Genera, que mantienen espacios de interlocución con las autoridades para lograr mejoras en las políticas públicas que afectan a trabajadoras domésticas y de cuidado y a las trabajadoras sexuales, respectivamente. En Centroamérica, la Campaña “Somos Muchas“ (Honduras), desarrollada por una plataforma de organizaciones entre las que están CDM, Foro de Mujeres por la Vida y Red de Mujeres Jóvenes Feministas, ha realizado una importante labor de incidencia para lograr que la reforma del Código Penal incluyera la despenalización del aborto en tres casuales. Lamentablemente, en 2017, se ha aprobado mantener la penalización absoluta en el nuevo Código.

Nueva imagen (1) Grafico 1

¿Qué impacto tiene el acompañamiento que prestamos desde Calala?

El 71% de las organizaciones de mujeres a las que hemos apoyado ha recibido apoyo por proyecto, es decir, condicionado para la realización de una actividad concreta. Esto ha venido dado bien por el origen de los fondos (cuando no son fondos propios) bien porque ha sido en respuesta a una solicitud concreta del grupo o red en cuestión. El 29% restante ha recibido fondos no condicionados, para su apoyo general. En este caso son fondos propios sobre los que los grupos tienen libertad a la hora de decidir cómo quieren utilizarlos.

Un reto principal ha sido adaptar la forma de trabajo de los colectivos activistas, que a menudo implican largos procesos de toma de decisiones y tiempo limitado disponible, con el apoyo basado por proyectos. La mayoría de los grupos que han recibido este tipo de apoyo se han sentido estresados durante la implementación de sus actividades.

Esto nos convence de que el apoyo por proyecto en el que se impone una fecha de inicio y final no es la mejor manera de trabajar. Si queremos apoyar al movimiento de mujeres y feminista de base, necesitamos brindar apoyo general y a largo plazo, formas de financiamiento sin plazos, teniendo en cuenta las dinámicas internas y los procesos de los movimientos sociales.

De hecho, los grupos que han recibido donaciones de apoyo general valoran muy positivamente el apoyo de Calala:

       “No es fácil acceder a recursos para entidades y colectivos como nosotras, por eso es importante la labor que hace Calala de apoyar estas iniciativas, desde el respeto  a las acciones y a  los ritmos en los que nos movemos”.

El 100% de los 18 grupos que ha informado al respecto afirma que ha desarrollado nuevas capacidades con nuestro apoyo. El 61% ha reforzado sus conocimientos sobre Comunicación y Redes Sociales y el 50% ha aprendido más sobre litigio estratégico. El 17% de los grupos ha aumentado sus conocimientos sobre los derechos de las mujeres y/o ha fortalecido su desarrollo organizacional. El 100% de los 15 colectivos de los que tenemos información detallada señala que la experiencia les ha sido útil para futuros proyectos.

El 100% de los 16 grupos de los que disponemos información considera que con nuestro apoyo han aumentado en calidad y/o cantidad los recursos materiales, tecnológicos y humanos con los que cuenta. Sin embargo, una buena parte de los recursos materiales y humanos en términos de personal remunerado interno o externo, son puntuales y han finalizado al acabar el marco temporal de la donación. En este sentido, se pone de manifiesto la necesidad de proveer un apoyo general a largo plazo a los proyectos y superar el apoyo por proyectos que, como hemos visto, aún es el mayoritario en nuestras donaciones.

En general, a lo largo del proceso todas las organizaciones apoyadas de las que contamos con información al respecto (18) han visto fortalecidas sus estructuras internas y sus redes y alianzas.

        “Hemos tenido que aprender a planificar y presupuestar mejor nuestras actividades, así como llevar de forma ordenada el seguimiento de nuestros gastos y esfuerzos. Contar con este fondo nos motiva a seguir realizando lo que queremos y soñamos, sirve como incentivo para tener medios de hacer las cosas, sabemos que tenemos algo con que podemos contar para realizar nuestras locuras. De esta forma nos organizamos mejor, aunque siempre es una lucha por nuestra apuesta por la horizontalidad, nos repartimos mejor las tareas y fortalecemos liderazgos entre nosotras. También nos ayuda en la construcción de confianza y en el sentido de colectividad y sororidad”.

Grafico 4

De los 18 grupos de los que contamos con información, el 61% considera que con nuestro apoyo ha aumentado entre sus integrantes los valores y las prácticas de cuidado y auto-cuidado. Algunas de las estrategias que utilizan los grupos en este sentido son:  cuidar la comunicación, fomentando la escucha activa, desde el respeto y la crítica constructiva; poner en práctica la sororidad, respetándose como mujeres, hablando de las cosas y evitando prejuzga y rivalizar; poner en el centro el cuidado corporal y mental, no hacer las cosas a costa de lo que sea; planificar actividades lúdicas para las integrantes de los grupos y/o para las personas con las que trabajan; desarrollar acciones de cohesión interna o participar en espacios terapéuticos para compartir sus dolores  y sanar individual y colectivamente.

De los 15 grupos sobre los que contamos con información, el 53% considera que con nuestro apoyo ha aumentado entre sus integrantes los valores y las prácticas de seguridad. Destacar el trabajo de la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras de Derechos Humanos, que con nuestro apoyo, entre otros, ha mantenido una casa refugio para defensoras de derechos humanos de la región, ha organizado talleres de formación en seguridad, ha desarrollado acciones de incidencia y comunicación sobre protección integral para las defensoras de derechos humanos y fortalecido su sistema de registro de agresiones.

El 95% de los grupos a los que hemos apoyado de los que disponemos información a este respecto (20) considera que con nuestro apoyo ha aumentado su visibilidad al conseguir mayores impactos en medios de comunicación. Entre los colectivos que han tenido mayor impacto en las redes sociales, cabe destacar la campaña de la Asociación de Mujeres de Guatemala: 59 reseñas en medios de comunicación, entre ellos 10 medios de gran impacto o mainstream y 44.550 visualizaciones del vídeo de la campaña en YouTube. De hecho, AMG señala que a lo largo del proceso, han aprendido cómo comunicar en todos los planos y transmitir el mensaje deseado de manera estratégica y cómo acoplarse a un equipo con mucho trabajo y poco tiempo.

Desde aquí, agradecemos a todas las personas que han proporcionado la información necesaria para realizar el informe: activistas y profesionales de los grupos apoyados, personas que han participado en sus actividades y evaluadoras externas. Agradecemos especialmente a Christine Brandauer la ayuda prestada para sistematizar la información. Finalmente, damos las gracias a todas nuestras donantes individuales e institucionales por confiar en nosotras y en los grupos a los que apoyamos.