twitterpinterestlinkedin

En Calala decimos basta ya a la violencia racista

Hoy, más que nunca, es imprescindible construir una filantropía feminista y antirracista

calala filantropia feminista antirracista

El racismo no es una cuestión novedosa, aislada e individual

Nos posicionamos en contra de la Ley de Extranjería, que día con día sume en la precariedad a cientos de miles de personas. Por las más de 35.000 trabajadoras del hogar y los cuidados que no han cobrado el subsidio tras 5 meses de pandemia. Por las trabajadoras sexuales que son constantemente invisibilizadas y violentadas. Basta de la persecución policial que en 2018 le costó la vida a Mame Mbaye. Basta de la criminalización de la protesta que sacó del país a la activista antirracista Daniela Ortiz. Decimos alto al exterminio de los pueblos originarios y la expulsión de sus territorios ancestrales en Abya Yala.

Desde Calala nos unimos en solidaridad con todas aquellas personas que se organizan y protestan en contra del sistema racista y de la violencia patriarcal que gobiernan el mundo. La situación política actual y los últimos acontecimientos racistas nos interpelan a posicionarnos. Sin embargo, somos conscientes de que el racismo no es una cuestión novedosa, aislada e individual, sino que es parte de un sistema colonial que transmite una visión del mundo jerarquizada en la que hay vidas que importan más que otras. Esta visión también se materializa a través de las personas y las entidades -públicas y privadas, locales e internacionales- que formamos parte del sistema; y sabemos que la filantropía no está exenta.

Desde nuestros inicios en 2009, nuestra manera de compartir, hacer y trabajar está impregnada de una visión antirracista

Como el único fondo de mujeres en el Estado español, desde Calala movilizamos recursos económicos y favorecemos el fortalecimiento de capacidades para el activismo feminista migrante, las trabajadoras del hogar y los cuidados, las trabajadoras sexuales. También fortalecemos sus esfuerzos  por el derecho al aborto y la sanidad universal, los feminismos comunitarios en Centroamérica, la reivindicación de los saberes ancestrales, y la defensa de los activismos criminalizados.

Calala es un Fondo de mujeres que surgió de los sueños de feministas centroamericanas y del Estado español. Sueños en los que nuestra manera colectiva de ver el mundo pasa por reconocer e integrar en nuestra institución los saberes y las genealogías de los feminismos de allí y de aquí. Somos un equipo mixto, conformado por mujeres provenientes de diferentes latitudes. Aún hoy seguimos reflexionando sobre la colonialidad del poder en nuestras prácticas, haciendo de Calala una fundación en constante revisión, esforzándonos para que nuestras relaciones sean desde los cuidados, amorosas y horizontales.

Conscientes de nuestros privilegios y de que seguiremos siendo interpeladas por nuestras compañeras para seguir aprendiendo

Sabemos que al estar localizadas en el norte global financiando a grupos en Latinoamérica hay lógicas de poder que reproducimos y de las cuales no estamos exentas; y que nos queda aún un largo camino por recorrer.  Conscientes de nuestros privilegios europeos, blancos y de clase, y de todo lo que queda por trabajar al interior de nuestra fundación, estamos convencidas de que resulta imprescindible desterrar el racismo de nuestra manera de ser. Confiamos en el conocimiento situado y las historias de vida que hacen de nuestro equipo un grupo diverso y rico. Estamos seguras de que seguiremos siendo interpeladas por nuestras compañeras para seguir aprendiendo de la fuerza, la valentía y el coraje de todas las que denuncian el racismo cotidianamente.

Hoy más que nunca es imprescindible construir una filantropía antirracista. Desde Calala nos comprometemos a seguir trabajando para movilizar cada vez más recursos hacia todas las personas que quieran construir realidades no racistas.

¡Quiero donar!