twitterpinterestlinkedin

3 de los 7 países en el mundo que penalizan absolutamente el aborto están en América Central. La buena noticia es que las organizaciones de mujeres y feministas y otras organizaciones afines de la región están decididas a cambiar esta situación.

Para ello se articulan en La Sombrilla, una red centroamericana de organizaciones que defienden los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos. Esta red se creó recientemente para fortalecer la voz de los países centroamericanos dentro de los espacios de articulación latinoamericanos, debido a la grave situación de ataque y ausencia de estos derechos en la región. Calala Fondo de Mujeres apoyamos, con fondos de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, el fortalecimiento de esta red.

Los pasados 20 y 21 de mayo se celebró en Suchitoto, El Salvador, el encuentro “Sombrilla Centroamericana, organizaciones por los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos”, organizado por este espacio de articulación con el apoyo de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC). Contó con la participación de más de cien personas, más de setenta organizaciones de todos los países de la región centroamericana y observadoras de República Dominicana, Chile, Estados Unidos y México.

encuentro sombrilla 3

El Encuentro permitió articularse de cara a la III Conferencia Regional de Población y Desarrollo (III CRPyD) que se celebrará en El Salvador. La primera parte del encuentro sirvió para actualizar los conocimientos alrededor de la Conferencia, para luego, en la segunda, establecer medidas de acción y consensuar el grupo regional que dará seguimiento a las actividades planificadas para enfrentar, como grupos feministas y proderechos sexuales y reproductivos, la agenda de la III CRPyD.

Se realizó un mapeo de la situación de los derechos sexuales y derechos reproductivos en cada país de la región, teniendo en cuenta la coyuntura política y organizativa de cada uno de ellos. Y se contó con la participación de Nohemí Espinoza, de la División de Gobernabilidad y Asuntos Multilaterales del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA por sus siglas en inglés) que habló sobre el papel de Naciones Unidas y los actores claves que intervienen en la agenda de población y desarrollo.

 

Contexto político actual. ¿Qué retos hay frente a la Conferencia?

Se confirma que existe una resistencia de los representantes de los países en Naciones Unidas, tanto en Nueva York como en Ginebra, ante lo que plantea el Consenso de Montevideo, los acuerdos para reforzar la implementación de los asuntos de población y desarrollo después de 2014, que se tomaron al término de la Primera Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe.

encuentro sombrilla 1

Hay una fuerte resistencia por parte de los países africanos, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y con el lobby de los grupos conservadores para incluir cualquier elemento en las políticas internacionales de desarrollo que hable de derechos sexuales y derechos reproductivos. La batalla fue dura durante los acuerdos de la Agenda 2030 y se constata que se está retrocediendo a consensos previos a 1994 que dejan fuera todos los avances conseguidos desde entonces. Este es el contexto de la conferencia de este año. Precisamente, AWID acaba de publicar un informe en el que explica como los grupos fundamentalistas anti derechos se están articulando en estos espacios internacionales para intentar minar los avances que tanto han costado al movimiento feminista.

Ante esta situación, el rol de la sociedad civil es más importante que nunca. La Agenda 2030 hace un llamado a la acción de la sociedad civil, pero quien primer está respondiendo a este llamado son los grupos anti-derechos. Hay que fortalecer los intentos de articulación regional e internacional, yendo más allá de los mecanismos ya existentes que dejan fuera a las nuevas organizaciones y que no están interesados en los derechos sexuales y los derechos reproductivos. Es prioritario que los espacios de la sociedad civil promuevan y defiendan los acuerdos del Consenso de Montevideo.

La Sombrilla es uno de estos espacios de articulación tan necesarios, y desde Calala tenemos el compromiso de apoyarlo, movilizando recursos para que lleguen a las organizaciones de mujeres que la lideran. Si quieres apoyarnos puedes hacerte donante aquí.