Centroamérica

Para Calala Fondo de Mujeres, hablar de derechos sexuales y reproductivos es hablar del poder de las mujeres para decidir sobre sus vidas y su propio cuerpo. Con nuestro apoyo queremos conseguir que las mujeres puedan decidir acerca de su identidad y su orientación sexual, que cuenten con la información necesaria para poder elegir, y con una atención sanitaria que se adapte a sus necesidades. Así, las organizaciones que apoyamos trabajan para promover la educación sexual y afectiva para niñas y jóvenes, visibilizar y proteger a las mujeres lesbianas y trans, promover que el conocimiento de las mujeres sobre su propio cuerpo, el embarazo y menopausia sea parte de la atención sanitaria universal, y conseguir que el aborto sea legal y se practique de manera gratuita y en condiciones seguras.

Centroamérica

Una madre que busca justicia por su hija desaparecida. Una maestra que exige educación pública gratuita, laica y de calidad. Una trabajadora de la maquila que demanda un mejor salario. Una activista por los derechos LGTBI. Una líder indígena o campesina que defiende su territorio. Una joven que se moviliza por la despenalización del aborto. Una periodista que saca a luz pública complicidades entre la policía y el crimen organizado…

Las mujeres defensoras de derechos humanos impulsan cada día la libertad, la igualdad y la justicia, y rompen con el mandato de género que las mantiene en la esfera privada. Las defensoras crean un mundo mejor para todas, desarrollando su trabajo en un entorno de discriminación y violencia.

Estado Español

Calala apoya el movimiento feminista de base, aquel que se construye desde el activismo, desde la dedicación altruista de miles de mujeres que sacan tiempo para organizarse con otras y para proponer nuevas formas de vivir. Este activismo confronta las injusticias que vivimos cada día y por eso no está exento de peligros, como la criminalización, la represión y la violencia machista. Sí, también en el Estado español. Calala quiere proteger a las mujeres que dedican su vida a la acción política colectiva, y conseguir que el movimiento feminista perdure en el tiempo. Sabemos que, además de los riesgos externos, hay condiciones internas que debilitan el movimiento, como la falta de liderazgo compartido, la falta de cuidados colectivos y nuestra tendencia al sacrificio. Queremos que el activismo feminista sea placentero, alegre y compatible con la vida

Estado Español

Calala se fundó en 2009 para apoyar el movimiento feminista en Centroamérica, aunque siendo conscientes de que las feministas latinoamericanas también estaban en aquí en el Estado español. Así, ecidimos apoyar a las organizaciones de mujeres migrantes latinoamericanas para impulsar su protagonismo dentro del movimiento feminismo autóctono, amplificar sus voces ante las instituciones, fortalecer su lucha contra el racismo y la ley de extranjería y contribuir a las redes que ellas han construido para que las vidas de las mujeres migrantes tengan condiciones más dignas.